Stevia, edulcorante potente, saludable y sin calorías

La Stevia no para da dar de qué hablar. Y es que esta planta –oriunda de Paraguay- cada día es más famosa, sobre todo en el mundo del fitness.

Al estar libre de calorías, es una opción ideal para aquellos que buscan perder kilogramos de más y, al mismo tiempo, seguir endulzando sus alimentos. Este edulcorante, sin duda, es una suerte de poción mágica durante los regímenes de entrenamiento.

Cero grasas

La stevia, usada por miles de años por los indígenas guaranís y otras etnias latinoamericanas, está libre de grasas en su totalidad. Gracia a esta característica, bastante particular para su edulcorante con semejante potencia, es sumamente popular en el mundo del fitness.

Incluso, las grandes industrias han sabido comercializar la Stevia. Una vez se enteraron de los amplios beneficios de la planta, se dedicaron a crear presentaciones propensas a la comercialización.

Aunque hoy en día está en pleno apogeo, no siempre fue así. La Stevia llegó a tener detractores, especialmente en los países más desarrollados. Por ejemplo, en Estados Unidos fue prohibida por diversas razones, entre ellas por poseer elementos tóxicos que, incluso, podían causar la muerte. Sin embargo, no hay ni un solo caso de este tipo documentado, así que esto pasó a ser considerado un hito falso. A finales del siglo XX fue cuando, ligeramente, este “súper alimento” empezó a ganar terreno en el mercado.

Más recientemente, específicamente en 2008, estos tipos de estudios que valoraban negativamente la Stevia fueron, de alguna manera, desacreditados por investigaciones mucho más profundas, y que dieron a conocer, a viva voz, todos los beneficios de la planta oriunda de Paraguay.

En los últimos 10 años, claro está, la Stevia ha sido objeto de alabanzas por especialistas de diferentes ámbitos médicos.  Y es que, al sol de hoy, no se ha podido determinar –ni siquiera- un caso de intoxicación por esta planta.

Más allá del fitness

La Stevia también sirve para combatir muchas enfermedades, entre ellas la diabetes. Y es que tiene una gran particularidad: Entre la gran cantidad de edulcorantes que existen en el mundo, es el único que no distorsiona los niveles de glucosa en los humanos.

Gracias a esto, las personas con diabetes –apoyadas en la Stevia- pueden tener una dieta más amplia y, por ningún motivo, renunciar a los sabores dulces. Esto, sin duda, es un alivio para los pacientes. ¡Una preocupación menos!

La Stevia también es una gran ayuda para pacientes de otras enfermedades terminales, como el cáncer de páncreas, por ejemplo.

De hecho, el impacto sobre el cáncer pancreático, como se le conoce medicamente, también es bastante alto. La Stevia se caracteriza por ser poderosa, claro está. Según las últimas investigaciones, hasta en un 23 por ciento previene esta enfermedad. Esa cifra, incluso, es mayor que muchas de las que poseen algunos fármacos creados por los mejores y más modernos laboratorios del mundo.

Es enemiga de esta enfermedad, entre otras cosas, porque presume de una alta tasa de esteroles y antioxidantes. Estos elementos, como ha determinado la ciencia, forman parte de las herramientas básicas de la batalle contra esta patología devastadora.

En cuanto a la cantidad a consumir en cada porción de alimento, es primordial que la consultes con un especialista, ya que estas indicaciones varían en razón del peso de las personas y otras características.

Eso sí, siempre procura consumirla de manera natural, sobre todo si sufres de algunas de las patologías mencionadas anteriormente.  Aunque no es una barita mágica, si sumas esta planta a tu día a día, y sobre todo a tu dieta, muchos de los problemas que aquejan tu salud cederán.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *